Todo proceso de compra puede empezar por dos motivos: por una necesidad que debemos satisfacer o por un impulso instantáneo que nos lleva a comprar un producto, aunque no lo necesitemos. Desde hace muchos años, el marketing se ocupa de crear impulsos en el consumidor para que se decante por un producto u otro.

No es tarea fácil llamar la atención del consumidor con tantos impactos que recibe a lo largo del día, ya sea en casa, en la calle o en conversaciones con amigos. Las empresas, para convertir el impulso en venta, necesitan saber qué factores son los que rigen en el comportamiento del consumidor en cada momento y decida realizar una compra.

Hace ya algunos años, las empresas se dieron cuenta de qué en los procesos de compra influyen más las emociones que la parte racional y vieron la necesidad de empezar a estudiar la mente de las personas para entender cómo se comportan. En ese momento, se hizo clara la necesidad de juntar neurociencia y marketing, lo que se conoce hoy como neuromarketing.

¿Qué es el neuromarketing?

Es una técnica que consiste en aplicar la neurociencia al marketing, para poder conocer y comprender los niveles de atención y emociones que muestran las personas a diferentes estímulos. Lo que se busca con la aplicación del neuromarketing es explicar y entender el comportamiento de las personas de forma subconsciente.

Con la gran cantidad de publicidad que vemos al día, al final no prestamos atención a ninguna campaña y, por lo tanto, a las empresas no les sirve de nada. Lo que buscan con el neuromarketing es entender que es lo que agrada al consumidor y qué impulsos les hacen decantarse por una marca o por un producto. No es ciencia exacta, pero si que nos ofrece una predicción de cómo actuará el consumidor frente a determinados estímulos o en determinadas situaciones en el futuro.

Las empresas crean campañas de publicidad o acciones de marketing en la misma línea del comportamiento del consumidor frente a una compra, y así, pueden descubrir cuáles son sus necesidades.

Hay varios tipos de neuromarketing:

  • Auditivo: la música no es un factor decisivo en la hora de la compra, pero sí que puede incidir en la mente del consumidor para que acabe comprando.
  • Visual: es como percibimos todo ante nuestros ojos a primera vista. Una técnica muy común es poner el precio de un producto acabado en 0,99 €. Así vemos el precio más bajo y puede crear una compra que no estaba pensada.
  • Kinestésico: se refiere al tacto, gusto y el olfato. Casi todas las tiendas tienen olores característicos, por ejemplo, los supermercados huelen a pan recién hecho. Estos factores, afectan directamente en la compra.

Además, aspectos como la localización y posición de los productos, la iluminación del espacio, o los objetos de ayuda en la compra como, por ejemplo, los carritos de compra grandes, son algunas estrategias de neuromarketing muy utilizadas para incidir en la mente del consumidor.

¿Cómo aplicar el neuromarketing en los eventos?

Ahora que ya sabemos qué es el neuromarketing y en qué consiste, vamos a aplicarlo a la organización de eventos empresariales.

Los eventos corporativos son una de las estrategias de marketing más potentes que llevan a cabo la mayoría de las empresas. Siempre se busca impactar y llamar la atención del asistente desde el envío de la invitación, durante el evento y hasta el post evento, para que se acuerden de nuestra marca, de forma positiva.

El neuromarketing nos facilita esta labor, la regla principal es apelar a las emociones de los asistentes al evento a través de los colores y olores. Debemos crear una imagen gráfica acorde con la marca y convirtiéndola en seña identificativa del evento, aplicándolo a todos los materiales.

Imagen corporativa

Se debe crear una imagen alineada con la marca y con los objetivos del evento. Los aspectos más importantes que debemos tener en cuenta son la tipografía, colores e imágenes que comuniquen los valores de la marca y el concepto del evento. Además, todos estos elementos deben tener una disposición que capte la atención del usuario.

Límite de tiempo en la inscripción

Cuando vemos que hay un límite y que no podemos esperar hasta el último momento para decidirnos, tanto por tiempo como por aforo, vemos el evento como algo exclusivo y nos hace tener una mejor percepción. Es interesante añadir un limite en la inscripción ya sea por tiempo o añadiendo distintos precios de inscripción, según la fecha, para que se apunten cuanto antes, ofreciendo una visión de exclusividad.

Cuidar los detalles

A todos nos gusta que se acuerden de nosotros y que nos tengan en cuenta. Cuando llegamos a un evento o a una actividad, si nos ofrecen un pack de bienvenida como detalle de cortesía, ya entramos con una visión positiva a lo que nos propongan. Recuerda ofrecer un pequeño detalle o pack de bienvenido a los asistentes, siempre personalizado con la imagen del evento y acorde a los valores de la marca.

Decoración sala

Este es uno de los aspectos más importantes del neuromarketing en eventos, ya que gracias al ambiente generado en las distintas salas, el asistente se sentirá más o menos cómodo. Lo que tenemos que tener en cuenta son los siguientes aspectos:

  • Sencillez y minimalismo en la disposición de los materiales y objetos.
  • Iluminación acorde a lo que queremos mostrar y a las actividades que vamos a realizar.
  • Los olores de los espacios deben estar estudiados y seleccionados en base a los valores de la marca y objetivos del evento.
  • Colores: escoger el color base del evento y unificar la imagen. Los colores tienen significado y deberemos escoger los que vayan acorde a lo que queremos transmitir.
Música

La música, como hemos explicado antes, es otro de los factores determinantes a la hora de incidir en la mente del consumidor o en este caso, asistente al evento. Debemos seleccionar una música acorde, por ejemplo, si es una actividad relajada, poner música de fondo, a bajo volumen y que sea para ambientar la sala, para hacer que se sientan lo más cómodos posible. Igual que si lo que vamos a hacer son actividades dinámicas, la música deberá animar a participar y a activarse.

Actividades centradas en el asistente

Para que el asistente se sienta bien y le agrade la marca, es indispensable crear actividades en torno a él. Debe sentir que todo está hecho acorde a sus intereses.

Selección del catering

El catering es uno de los aspectos más importantes en un evento, todos están esperando comer y beber bien. Es algo que debemos cuidar mucho y tener muy presentes los pequeños detalles. Debemos escoger un catering diferente, con sabores especiales o que esté personalizado con el objeto del evento y siempre asociado a los valores de la marca.

Por ejemplo, en eventos que traten sobre patologías cardiacas o venosas, podríamos basar el catering en productos saludables como las frutas, bebidas saludables o ensaladas, aunque siempre innovando.

Todos los aspectos citados, harán que el asistente tenga un buen recuerdo del evento, asociado a la marca. Los pequeños detalles que hayamos trabajado serán los elementos clave, a la hora de que el recuerdo sea positivo o negativo.

Como hemos visto, las distintas técnicas de neuromarketing nos permiten conocer los gustos y preferencias de los consumidores sin necesidad de preguntarles, lo que hace que sea información verídica que podemos utilizar de forma efectiva, no para manipular su mente, si no para ofrecerles el producto o servicio que necesitan o desean.

¿Te ha gustado? ¡Ayúdanos!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete y recibe

información exclusiva

Únete al universo Apollo y recibe las últimas

noticias sobre tecnología y event apps

Enhorabuena, te has registrado correctamente al newsletter de Apollos Universe